Skip to Content
February 2, 2022

Cubriendo a todos los niños en el 2022: 13,000 niños no deberían tener que esperar otro año

Todos los niños de Virginia deberían de tener acceso a una cobertura de salud completa y económicamente accesible. Sin embargo, muchas barreras se interponen en el camino de cubrir a todos los niños. Aproximadamente 96,500 (4.9 %) de niños en Virginia no tienen cobertura de salud, según datos del censo del 2019, y existen diferencias notables en la cobertura según el estado migratorio y los ingresos familiares. Mientras que ha habido una mejora reciente en las tarifas de seguro médico para niños en Virginia, el estado aún ocupa el puesto 25 en la nación en cuanto al porcentaje de niños que carecen de seguro médico. Podemos hacerlo mejor. Los legisladores estatales deben implementar soluciones para eliminar estas barreras y ayudar a Virginia a abordar las desigualdades en la cobertura médica; convertirse en un líder nacional en la cobertura de salud infantile médica y demostrar un compromiso de invertir en el futuro saludable de cada niño.

Panorama actual de cobertura de seguro médico para niños indocumentados

Los niños que son ciudadanos tienen una proporción de no asegurados del 4.1%. En comparación, se estima que los niños no ciudadanos con estatus indocumentado en Virginia tienen una tasa de no asegurados del 48%.

El ingreso familiar también es un factor significativo para la cobertura de seguro médico. Aproximadamente 9,000 niños indocumentados en familias con bajos ingresos, por debajo del 200% del nivel federal de pobreza (FPL por sus siglas en inglés, Federal Poverty Level, o $46,060 para una familia de tres en el 2022), no tienen seguro, y otros 4,000 probablemente tengan seguro insuficiente según The Migration Policy Institute.

Las familias con niños indocumentados tienen pocas vías para inscribirse en un seguro médico integral y económicamente accesible. La ley federal prohíbe que estas familias accedan cobertura a través de Medicaid, el Programa de seguro médico para niños (CHIP por las siglas de su nombre en inglés, Children’s Health Insurance Program) y el mercado de la Ley del Seguro Médico Económico (ACA por las siglas de su nombre en inglés, Affordable Care Act). Hay algunas excepciones, como Medicaid de emergencia para emergencias médicas graves y potencialmente mortales y cobertura prenatal para personas embarazadas. Las opciones de cobertura basadas en el empleador pueden ser limitadas, especialmente si el empleo es de salario bajo o empleo de temporada donde la cobertura de seguro médico a menudo no se ofrece o es económicamente inaccesible.

Se les pide a las familias que confíen en un sistema de red de seguridad de salud fragmentado, pero a menudo encuentran que acceder a estos recursos es difícil o imposible. Este fue el caso de una niña de 4 años del norte de Virginia que no pudo satisfacer sus necesidades médicas y de medicamentos debido a su historial médico y es un ejemplo de por qué estas opciones son especialmente inadecuadas para satisfacer las necesidades de las personas con enfermedades de condiciones complejas (lea su historia aquí).

Esta falta de accesibilidad económica y atención médica integral a menudo resulta en la evasión médica debido al temor de costosas facturas médicas. Retrasar la atención puede resultar en visitas prevenibles y costosas al departamento de emergencias para la familia y el niño, creando dificultades financieras. Sopesar los costos de las necesidades de atención médica de un niño y las necesidades básicas del hogar, como el alquiler y la comida, es una decisión que ninguna familia debería tener que tomar.

Una oportunidad en el 2022

Afortunadamente, los legisladores de Virginia pueden abordar este problema durante la sesión legislativa del 2022. La delegada Tran y la senadora McClellan presentaron cada una un proyecto de ley (Proyecto de Ley 1012 de la Cámara y Proyecto de Ley del Senado 484, respectivamente) para crear una opción de cobertura de seguro médico financiada por el estado. El programa refleja los procesos de inscripción y elegibilidad de Virginia Medicaid/FAMIS e incluye consideraciones mejoradas de privacidad de datos. El programa también iguala los niveles de elegibilidad de ingresos de CHIP/FAMIS, actualmente en 205% FPL (o $47,211 para una familia de tres en el 2022). Este cambio en las normas ofrecería una opción de cobertura de salud económicamente accesible para casi 1 de cada 10 (9.3 %) niños sin seguro médico en Virginia.

Los beneficios serían los mismos que los de Medicaid/FAMIS para brindar a los niños recién elegibles la oportunidad completa de satisfacer sus necesidades de atención médica. Los servicios incluyen servicios de salud del comportamiento, dentales y de atención preventiva. El lenguaje del proyecto de ley incluye acceso al idioma, protecciones de privacidad y un sólido plan de difusión e inscripción para garantizar que el programa sea accesible y práctico. Estas atentas adiciones serán esenciales para eliminar cualquier possible estigma y crear una experiencia de bienvenida para las personas que puedan inscribirse al programa.

Un informe preliminar reciente del grupo de trabajo del Secretario de Salud y Recursos Humanos estima que el programa ofrecería una nueva opción de cobertura a aproximadamente 13,000 niños de bajos ingresos y que actualmente no tienen seguro medico o tienen seguro médico insuficiente, y que no pueden acceder a la cobertura del mercado de Medicaid, FAMIS o ACA debido a su estatus de inmigración.

Las estimaciones sobre los ahorros estatales para este programa son difíciles de calcular debido a la falta de datos sobre la utilización actual de programas como los Centros Comunitarios de Salud, las Juntas Directivas de Servicios Comunitarios y la atención caritativa de los niños indocumentados en Virginia. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el estado y las localidades probablemente verán ahorros en sus presupuestos debido a una menor cantidad de niños sin seguro medico que acceden a la atención a través de la red de seguridad de atención médica financiada con fondos públicos. Es probable que los hospitales y los sistemas de atención médica en Virginia también se beneficien al ver una reducción en la atención de caridad y la atención no compensada que se brinda actualmente a los niños indocumentados. Un mayor énfasis en la atención primaria y preventiva podría ayudar a reducir la necesidad de una atención más costosa y reducir la necesidad de inversión estatal.

Beneficios para todo Virginia

Si bien este programa es una iniciativa dirigida a derribar las barreras que enfrentan demasiados niños indocumentados para inscribirse y acceder a la cobertura de seguro médico, este programa beneficiaría a todos los niños y familias que viven en Virginia. Ampliar la elegibilidad para la cobertura de seguro médico de los niños permitirá que el estado comparta un mensaje simplificado con las familias: “Todos los niños de familias de bajos ingresos en Virginia tienen acceso a una cobertura de salud integral y económicamente accesible”.

Este mensaje simplificado puede alentar a más familias de niños que residen legalmente y familias de estatus mixto a inscribirse en la cobertura de salud. Estos niños ya son elegibles para Medicaid/FAMIS en Virginia, pero la confusión en torno a los requisitos de inmigración de los programas o los efectos persistentes de la regla de carga pública de la era Trump podrían perjudicar la inscripción. Este mensaje más directo también ayudará a otras familias a conocer e inscribirse en la cobertura de salud.

Conclusión

Virginia no estaría sola en la creación de una opción de cobertura de salud para los niños, independientemente de su estatus migratorio. Un total de 10 estados (CA, IL, NY, OR, WA, NJ, CT, VT y ME) y el Distrito de Columbia actualmente usan o planean usar fondos estatales únicamente para cubrir a los niños elegibles por ingresos en Medicaid /CHIP que de otro modo no son elegibles debido a su estatus de inmigración.

Los legisladores estatales deberían tomar medidas en esta sesión legislativa para asegurarse de que 13,000 niños no tengan que pasar un año más sin atención médica adecuada. Los legisladores tienen las herramientas y los recursos financieros para establecer a Virginia entre los líderes nacionales en cobertura de salud infantil para todos. HB 1012 de la delegada Tran y SB 484 de la senadora McClellan ofrecen la oportunidad de abordar las disparidades en la cobertura de salud de los niños y demostrar que Virginia invierte en el futuro de CADA niño.

Categories:
Budget & Revenue, Health Care

Freddy Mejia

freddy@thecommonwealthinstitute.org

Back to top